¿Cuáles son las persianas que mejor se adaptan a tu hogar?

14th enero, 2020| Publicado por decoración | persianas | persianas motorizadas | Ventana |

Cada persona es un mundo y, en consecuencia, los hogares toman diferentes caminos en cuanto a decoración. Una de las decisiones a tomar es el tipo de persianas que se deben poner. Para salir de dudas, ¡lee el post completo!

Las persianas son muy prácticas, ya que aportan estilo a la decoración de tu hogar, tienen fácil mantenimiento, aumentan la privacidad y son muy funcionales. Existen diferentes tipos de persianas en el mercado, pero no todas tienen las mismas funcionalidades:

  • Persianas enrollables

Son las más modernas y prácticas, además de aportar una gran privacidad al tener un mayor cerramiento. Son las más demandadas en España por su durabilidad, manejo sencillo, limpieza fácil y versatilidad, al adaptarse tanto a ventanas pequeñas, como a grandes. Son muy buenas para ventanas en las que da mucho el sol durante el día. También dan amplitud visual cuando están recogidas, ya que se enrollan en la parte superior de la ventana. Son ideales para una casa con una decoración minimalista. Por otro lado, los modelos de PVC para exterior son muy resistentes a la lluvia y el viento.

Un tipo de persianas enrollables son las alicantinas o de cadenilla. Pueden ser de madera o de PVC con alta resistencia a las adversidades meteorológicas. Son una solución rápida y barata si necesitas cambiar pronto tus persianas. Están especialmente hechas para que duren mucho tiempo, a través de pinturas, barnices y un gancho de alambre galvanizado. Tienen un engranaje de lamas con un cordón que hace que la persiana se enrolle sobre sí misma.

  • Persianas venecianas u horizontales

Son muy habituales en nuestro país. Ofrecen gran variedad en cuanto a materiales, formas y colores. Además, son resistentes y se pueden adaptar a cualquier diseño de interiorismo, siendo también muy prácticas con su sistema de rotación de lamas horizontales para graduar la intensidad con la que entra la luz y su ángulo de incidencia. Los listones se pueden rotar casi 180 grados. Sus láminas se pueden girar hacia afuera o hacia adentro, o incluso quedarse separadas de forma horizontal. Las persianas venecianas de aluminio dan un ambiente más industrial a la decoración, mientras que las de madera son muy versátiles, además de aportar elegancia a tu hogar. Las primeras son mejores para ambientes más fríos, como oficinas o clínicas, y las segundas se adaptan mejor en lugares cálidos, como en un salón o un dormitorio.

  • Persianas verticales

Las láminas de la persiana van de arriba hacia abajo, es decir, son verticales. Son menos habituales, aunque su movimiento a la hora de enrollarse es quizás más estético que el de otro tipo de persianas. Pueden ser de PVC, de tela, madera, aluminio, etc. Una ventaja que presentan respecto a las persianas horizontales es que cogen menos polvo. Además, aportan estilo a la decoración, siendo a su vez un tipo de persiana clásica.

  • Persianas blackout o de oscuridad total

Al ponerlas conseguirás una oscuridad total en la estancia. Son muy buenas para pisos bajos, o si tienes en casa un home cinema, por ejemplo. Algunas incorporan tecnologías aislantes o que ayudan a almacenar el calor, por lo que reducen o aumentan la sensación térmica. Por todo ello, son las persianas más sofisticadas. Pueden estar fabricadas de distintas telas, además de que se pueden motorizar para que sean aún más funcionales. Sin embargo, lo que más destaca de estas persianas es su capacidad de ahorro energético.

  • Persianas romanas o plisadas

Son las menos conocidas, aunque te pueden dar la intimidad que estás buscando. Son muy prácticas y livianas, ya que ocupan poco espacio cuando se pliegan sobre sí mismas. Se utilizan solo en el interior de las viviendas, ya que normalmente son de tela o papel para poder plisarse. Por otra parte, dependiendo del tono, del estilo y de las capas que se escojan, se conseguirá más o menos luz en el ambiente de tu hogar. A pesar de todo esto, son delicadas y su manejo no es tan sencillo como el de los otros tipos de persianas. Además, no son aptas para niños porque se rompen fácilmente con movimientos bruscos. Sin embargo, si tu ventana tiene una forma peculiar, se puede adaptar a ella mejor que otra persiana.

  • Persianas de panel japonés

Se integran muy bien en diseños minimalistas con tonos equilibrados, que formen una completa armonía en el ambiente. Estas persianas destacan por su elegancia y originalidad, por lo que se pueden poner en entornos más destacados, como en puertas corredizas, cristaleras o accesos a jardines o patios exteriores. Suelen funcionar con rieles para desplazarlas lateralmente.

  • Persianas automatizadas

De este tipo de persianas ya hemos dedicado un post completo, pero te hacemos una breve descripción a continuación:

Las persianas automatizadas o motorizadas destacan por el confort y bienestar que proporcionan a las familias, ya que son programables para que suban o bajen automáticamente a la hora que les pongas. Además, la automatización de las persianas hace que identifiquen la intensidad de la luz que les llega para que ellas mismas suban o bajen, consumiendo a su vez poca energía. Su instalación es sencilla, ya que las persianas que ya tienes se pueden motorizar montando en ellas el motor dentro del tubo donde se enrollan. Por último, pueden funcionar a través de un interruptor, un mando a distancia, un teléfono o un sensor.

¡Y hasta aquí el post de hoy! Esperamos que te haya gustado y te haya sido útil. Para cualquier información adicional, no dudes en contactar con nosotros.

Top
Translate »